A partir del 1 de septiembre terminan los recargos abusivos por el el uso de tarjetas de crédito. A partir de hoy no nos podrán cobrar de más, algo muy habitual cuando se trataba de compras a través de Internet, según informa la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).
 
credit-cards-icon
 
Los beneficiarios serán los consumidores, pero también los comerciantes, ya que desde hoy también se limitan las comisiones que les cobran los bancos por aceptar el pago con tarjeta.
 
En el caso de las tarjetas de débito, la comisión máxima será del 0,2% del importe de la compra, sin poder superar los 7 céntimos. En compras inferiores a 20 euros, no se podrá cobrar una comisión superior al 0,1%.
 
Cuando se trate de tarjetas de crédito, la comisión máxima del 0,3%, bajando al 0,2% en compras inferiores a 20 euros.
 
Esto supondrá menos beneficios para los bancos, por lo que desde la OCU advierten de la posibilidad de que estos suban las comisiones que pagan sus clientes por tener una tarjeta.
 

Comparte este artículo en redes sociales

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Ampliar información